Encontrar una excusa…

En muchos aspectos de nuestro día a día, hay numerosas cosas que nos gustaría hacer pero que por un motivo u otro vamos posponiendo. Puede ser por falta de tiempo, o porque creemos que es un gasto que no es imprescindible tener. Son pequeñas cosas que nos harían ilusión, pero que se van quedando en el cajón del «para más adelante».

Con los vídeos family lifestyle esto pasa bastante a menudo. Cuando ves el vídeo de otra familia piensas, «qué bonito, me gustaría tener un vídeo así con mis hijos», pero es difícil dar el paso y tomar la decisión, muchas veces pensando que el coste va a ser mucho mayor de lo que realmente es, otras veces pensando que nos dará vergüenza ponernos frente a la cámara, cuando al final sólo se trata de pasar un rato divertido en familia.


En breve será el día de la madre, y seguro que muchas madres, ya sean primerizas, madres de dos hij@s, de tres, o incluso de cinco como tuve ocasión de grabar hace no demasiado, estarían más que contentas con un regalo así. Pues… ¿por qué no?. Hagamos del DÍA DE LA MADRE la excusa perfecta para tener por fin un recuerdo de los años más entrañables de nuestros hijos.

Mi hija pequeña cumplió hace tres meses los dos añitos, y se está soltando con el hablar a una velocidad de vértigo. Me encanta escuchar su vocecita diciendo palabras que sólamente nosotros entendemos, cómo llama a sus hermanas, cómo suenan sus carcajadas con esa voz de diminuto y sobretodo cómo hace el león rugiendo. Son cosas que por muy enfadada que esté algún día, consiguen sacarme una sonrisa y me ponen de buen humor, y que sin duda alguna me gustaría guardar en el recuerdo para toda la vida. Así que ya puedo espabilar yo misma, porque en cosa de unos meses habrá aprendido a perfeccionar y que dejarán de ser ese jeroglífico que las hace tan especiales. Aunque estoy segura de que tras estas, aparecerán otras nuevas habilidades que desearé capturar para siempre.

Y dicho todo esto, no os lo penséis demasiado, porque el tiempo pasa volando. Que ya lo dice el refrán, ¡no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy!